Etnoresiliencia

Podemos influir sobre el sentido de nuetra vida revisitando nuestra memoria corporal. Los amerindios afirman que podemos deshacer todo lo que creamos, todo lo que nos constituye. Nuestro destino puede ser transformado y nuestro pasado limpiado.

He experimentado esto en carne propia y ahora comparto este saber ancestral... 

Origen

La Etnoresiliencia  ha sido "llevada" a Suiza desde tierras amerindias por el antrópologo Maurice-Eric Hefti, quien ha estudiado más de treinta años en México, Guatemala y Perú. Investigador de las memorias ocultas o rechazadas de nuestro propio ser, Maurice Hefti inscribe la Etnoresiliencia en una línea de tradición milenaria que tiene la finalidad de restituir la dimensión sagrada que cada uno de nosotros merece desarrollar: el poder de cambiar su propio destino.

La técnica

Etnoresiliencia e introspección

 

La Etnoresiliencia es un método instrospectivo que nos permite reconciliarnos con nuestra historia, nuestra genética y nuestro destino. La técnica es esencialmente kinestésica y a través de nuestra actualidad, nos llevará a nuestro pasado, a revivir de manera conciente toda experiancia que haya podido bloquear nuestro flujo energético armonioso, con el fin de que éste retome su lugar en tu presente. 

 

Transformación

 

A través de la introspección y el descubrimiento de una "materia", que respresenta la dificultad, el obstáculo, el dolor, el estado de ánimo que se opone al fliujo natural de nuestra energía,  "materializaremos nuestra problemática", dándole una forma, una entidad, una masa. Gracias a este descubrimiento sensorial, creado detrás de nuestros ojos cerrados, encontraremos un instante de nuestro pasado y reviviremos los estados de ánimo y las sensaciones de nuestras experincias pasadas escondidadas, olvidadas. Luego de un reconocimiento y aceptación, reencontraremos nuesta energía vital e inocente, precedente al drama o evento que no habíamos podido aceptar.

 

A través de los cinco sentidos y de los estados de ánimo

 

El punto de inicio de la Etnoresiliencia parte de nuestros cinco sentidos o de emociones que hacen eco a estados de ánimo traumáticos antiguos. Esos estados de  ánimo: la tristeza, la angustia, la rabia, el miedo, son indicadores que van a permitirnos descubrir eventos y hacer vibrar la energía inocente que tenemos que reencontrar, que nos está esperando...